Nuestra historia

Una bonita historia que sigue girando

París, Marzo de 2001,

Él vive en París desde hace 5 años y trabaja en el Fnac para pagar su alquiler y demás cosas. Ella vive en París desde hace un año, actúa en el teatro, y trabaja también en el Fnac para pagar su alquiler e ir al cine con sus amigas. 

Se cruzan en la sección de DVDs … y se gustan. Tomando cócteles en La Fourmi, uno de ellos tiene una idea: “¿Y si damos la vuelta al mundo?”. El otro dijo “Vale”. 

Entonces ahorran durante casi dos años, y como se siguen queriendo...  ¡Se casan antes de irse de viaje!

10 meses más tarde, a su vuelta, el Fnac era cosa del pasado. Afortunadamente, trajeron montones de preciosas bolas decorativas, que regalaron a algunos amigos. Y a los padres de los amigos… Y todo el mundo dijo “¡Qué pasada de bolas!”  

Entonces, fueron al banco y dijeron “¡Queremos vender bolas!”

Como era de esperar, el banquero les preguntó si tenían dinero. Le contestaron “Pues no, nos lo hemos gastado todo.” Entonces el banquero dijo también que no. A pesar de eso, volvieron al banco, para decir que finalmente querían comprar un coche. Esta vez, el banquero dijo “Sí, pero entonces uno pequeñito”. Más tarde, encontraron a una simpática señora que aceptó alquilarles una tienda en Montmartre. Así pues, le dijeron a su amigo en Asia “!Venga,  fabrica un montón de bolas de todos los colores!”

Su amigo estaba encantado, y ellos todavía más, ya que durante ese tiempo, vino al mundo un bebe. Y como lo habían llamado Paul, decidieron llamar a su tienda de bolas “La  Cabaña del primo Paul”.

¡Y esta es la historia!

Frise-ES.png